El vuelo de la lechuza

Nadie negará la importancia que posee la sexualidad en los sistemas de Schopenhauer y Freud. Thomas Mann llega a catalogar al primero de ellos como el padre de la psicología moderna: la conducta sexual emana hacia la superficie consciente desde las profundidades de nuestra naturaleza. Incluso el amor más sublime es esencialmente sexual. Lucrecio, en los capítulos que dedica al amor físico, explica en los versos 1115 a 1120 de La naturaleza de las cosas en relación al coito: “Al fin, cuando se ha precipitado fuera de los nervios la pasión acumulada [se refiere estrictamente al semen], se produce una pequeña pausa del violento ardor por poco tiempo. Luego vuelve la misma locura y retorna aquel furor, cuando ellos mismos se preguntan qué desean alcanzar, y no pueden encontrar el medio que venza este mal: hasta tal punto inseguros se consumen en su herida oculta”. Podríamos…

Ver o post original 5.019 mais palavras

Anúncios